Consejos IML
mujer señalando sus cejas

El lifting de cejas sin cirugía

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El lifting de cejas sin cirugía es una de las técnicas más demandadas por aquellos pacientes que quieren elevar esta parte del rostro. Las diferentes técnicas de lifting de cejas sin cirugía proporcionan resultados naturales y efectivos de una manera mucho menos invasiva que con otras técnicas más antiguas.

En Instituto Médico Láser (IML) contamos con diferentes métodos y tratamientos adaptados a las necesidades y características de cada paciente. A continuación te contamos más sobre el lifting de cejas sin cirugía y sus múltiples beneficios.

En qué consiste el lifting de cejas

El lifting de cejas sin cirugía es una técnica con la que conseguir elevar las cejas a la posición deseada. Para ello se pueden llevar a cabo diferentes métodos no invasivos con los que poder modificar la forma y elasticidad de la zona.

Los resultados del lifting de cejas sin cirugía son muy naturales y, a diferencia de otros tratamientos, apenas presenta dificultades postoperatorias. De hecho, la inflamación y dolor durante el postoperatorio es bastante menor que con otras técnicas más invasivas.

Además, el lifting de cejas sin cirugía es una técnicas que puede ser combinable con otros métodos y cirugías como la blefaroplastia, cirugía recomendada en aquellas personas con cejas y párpados caídos que deseen eliminar el exceso de piel caída y las bolsas. De esta forma se podrá conseguir un rostro mucho más estético y juvenil.

Una de las principales ventajas del lifting de cejas sin cirugía es un procedimiento sencillo por lo que el paciente puede marcharse a casa cómodamente poco tiempo después de la intervención. Así, el paciente puede recuperar la normalidad pocos días después del tratamiento. La inflamación que se produce es suave y disminuye rápidamente.

Técnicas más utilizadas

Dependiendo de las características y necesidades del paciente, algunas técnicas de lifting de cejas sin cirugía son más adecuadas que otras. Así, en aquellos casos en los que el paciente no quiera someterse a un proceso quirúrgico, podrá conseguir efectos de elevación sin necesidad de pasar por el quirófano. Algunas de las técnicas más usadas son:

  • Hilos tensores: mediante la colocación subdérmica de finos hilos se consigue elevar las cejas. Sus efectos tienen una duración de entre uno y dos años, dependiendo de las características de cada paciente.
  • Toxina botulínica (botox): mediante la aplicación estratégica de toxina botulínica en los músculos que producen la bajada de las cejas consigue una elevación de cejas de una forma poco invasiva.

En IML contamos con diferentes alternativas para conseguir la elevación de cejas sin cirugía, recuperando así la luminosidad y juventud en la mirada.

Si deseas informarte sobre cuál es la mejor técnica para ti, para conseguir una elevación de cejas natural y favorecedora, solicita consulta informativa con uno de nuestros médicos expertos.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento Lifting de cejas

Comentar